194. ALVIA DE CASTRO, Fernando.- Memorial y Discurso Político por la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Logroño. En prueba y calificación de su justicia, para que tenga effecto la merced que el Rey Don Joan el Segundo le hizo año de 1444 de voto en Cortes en las de Castilla

Lisboa. Lorenzo Craesbeeck. 1633. Folio, 207 x 198 mm, piel moderna con hierros y dorados. 10 h. y 140 p. Dos escudos grabados en portada. Ref: Palau, cita una lámina.

Parece ser que más de dos siglos después de la primera edición, en 1843 apareció una segunda de la que se tiene muy pocos datos y que debió tener una tirada limitadísima porque resulta prácticamente imposible encontrar un ejemplar de la misma.En 1953 aparece una reproducción exacta del texto de 1633, editada por el Instituto de Estudios Riojanos, dentro de su Biblioteca de Libros Riojanos, cuya edición, prólogo y notas corrieron a cargo del profesor D, José Simón Díaz. Esta tercera edición se imprimió en Logroño –Imprenta Moderna–, bajo la dirección de José María Lope Toledo, en 4º, XXIX p. 1 h. 223 p. 3 h. Según se deduce de esta tercera edición, de la primera de 1633 sólo se hicieron cien ejemplares, de los que sólo se conocen el de la Biblioteca Nacional de Madrid y el del Archivo Municipal de Logroño. El cargo del autor, como Veedor General de la Real Armada y Ejército del Mar Océano, no evitó que en 1640, su lealtad a Felipe IV, al proclamarse la independencia de Portugal, fuese destituido y encarcelado, por lo que no pudo consultar archivos ni recoger sobre el terreno testimonios de otra índole y hubo de valerse de su memoria y de su biblioteca para acopiar datos con el fin de conseguir la afectividad del privilegio que el Rey Juan II hizo en 1444 a la ciudad de Logroño de tener voto en Cortes en las de Castilla. El autor, al dedicar su trabajo a la ciudad, declara limitarse “a cumplir la obligación que cada cual tiene de servir bien a su patria haciendo más para ella que para su bien particular”. Este trabajo de Alvia de Castro no debió tener mucho éxito ya que en 1667 –34 años después– el corregidor de la ciudad, don Pedro de Porras Maraber reitera la idea de que el Concejo logroñés siguiese gestionando la efectividad del Privilegio del Voto en Cortes que le concediera Juan II. En los preliminares de la obra figuran veintidós poesías laudatorias, un bello poema de López de Zárate y diversos sonetos de las más destacadas figuras logroñesas de la época. Simón Díaz, en el prólogo de la tercera edición, señala que el tratado de Alvia comienza remontándose a la división primera del mundo y a las antiguas poblaciones que se suponía radicaron en el solar de la actual, como Cantabria y Julióbriga, así como a la estancia del Apostol Santiago, todo lo cual carece de fundamento, pues procede casi totalmente de los Falsos Cronicones, en especial de Dextro. Resume que más de la mitad del Memorial ha de tenerse como inadmisible y que sólo puede interesar como testimonio de las falsedades que se tuvieron por artículos de fe hasta época muy reciente.

Obra extremadamente rara con tempranas noticias del Japón. En las páginas 78 a 82 el autor describe la muerte de dos mártires naturales de Logroño muertos en Nagasaki en 1617. Uno de ellos se llamaba Alonso de Navarrete y era Vicario General de la Orden de Santo Domingo.

Precio de salida: 1.600 €

 
Esta entrada fue publicada en Logroño. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.